IV CONGRESO NACIONAL DE PEÑAS DE AFICIONES UNIDAS

Agrupaciones de 34 equipos de primera, segunda y segunda B del fútbol español asisten del 26-06 al 28-06 en Córdoba al IV CONGRESO NACIONAL DE PEÑAS DE AFICIONES UNIDAS, el presidente de honor del congreso fue el ex mandatario blanquiverde Rafael Campanero y reunió a unas 700 personas que decidieron pasar un caluroso fin de semana para comentar, junto a distintos representantes del balompié nacional, la situación actual del fútbol entre alguna de las federaciones que fueron estaban las de los siguientes clubes: Viíllareal CF, Valencia CF, Málaga, Almería, Cádiz, Jerez, CD Badajoz, Real Zaragoza, Salamanca, Rayo Vallecano, Albacete, Real Madrid, SD Compostela, Deportivo Alavés, FC Barcelona, Athletic Club de Bilbao, Racing de Santander, Real Valladolid, Sporting de Gijón, Recreativo de Huelva, ….

La presentación se llevó a cabo a las 21.30 horas en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Los aficionados se asocian por la alegría y contra la violencia.

El sábado a las 12.00 horas en el Palacio de Congresos distintas personalidades dieron su visión del deporte rey abogando por la paz en los estadios, un estudio del Consejo de Europa sitúa a España como ejemplo a seguir en los hermanamientos. Todos coincidieron en la importancia del aficionado y su talante pacífico para que el fútbol mantenga su pureza y su significado. Así, Manuel Comerón, belga de origen español y elegido por el Consejo de Europa para realizar un estudio para la prevención de la violencia en el fútbol, manifestó en su intervención que “las peñas son el alma y la musculatura del fútbol, hacen que el fútbol sea una fiesta. Pero hay una minoría que da la mayoría de los problemas. Es un problema de la sociedad y de seguridad en las ciudades, no exclusivamente del fútbol”, aseguró. Comerón se refirió a la salud de las agrupaciones señalando los 10.000 hermanamientos contabilizados al año en España. Además, cree que el ejemplo nacional debe hacerse extensible, ya que comentó que “en Italia o Alemania” las peñas, en ocasiones, “no colaboran”.

También intervinieron, Carlos del Campo, secretario general de la LFP; Ramón Barba, subdirector de deporte profesional del CSD que vino en sustitución del secretario de estado Jaime Lissavetzky; Ángel María Villar, presidente de la RFEF; el presidente de la Federación Andaluza de Fútbol; José María Suárez, presidente de la Asociación de Federaciones Españolas de Peñas de Fútbol que entregó la insignia de AFEPE a Villar y, por otro lado, Paco Baena, presidente de la Federación de Peñas del Córdoba CF hizo lo mismo con la de la Federación de Peñas del Córdoba CF al presidente de honor del Congreso y ex mandatario blanquiverde, Rafael Campanero.

El domingo el IV Congreso Nacional de Peñas llegó a su fin ene. Patio Barroco de la Diputación Provincial con un almuerzo que cerró tres días de diversión, debate y esperanza por un fútbol más pacífico en el que sólo prime la devoción por los colores de un equipo. En el recuerdo quedarán para Córdoba unas aficiones que durante un fin de semana se reunieron para expresar, por medio de sus conductas, que el fútbol es algo más que millones, bengalas e insultos. Han sido días de bufandas, camisetas oficiales, banderas, gorras, pins, riñoneras, chanclas y pantalones cortos para cargar las pilas de cara a un año que se presentará, sin duda, prometedor en las más importantes categorías del fútbol nacional. En definitiva, días de devoción por unos colores, los del equipo al que se es afín, y de cánticos perseverantes respaldados firmemente por la fuerza del merchandising y, por supuesto, del corazón.